FILARMÓNICA DE VIENA, GUSTAVO DUDAMEL Y YUJA WANG

Sommernachtskonzert  2019 (concierto nocturno estival de la Filarmónica de Viena, 20 de Junio de 2019)

Obras de  Bernstein, Gershwin, Johan Strauss, Max Steiner, Barberm Dvorak, Copland, etc)

Yuja Wang, piano 

Wiener Philharmoniker

Gustavo Dudamel

SONY CLASSICAL DVD 19075943559

Cada verano la Filarmónica de Viena, una de las más prestigiosas orquestas del mundo, celebra su “concierto de verano” (Sommerkonzert)  unas especie de continuación del universalmente conocido “Concierto de Año Nuevo”. En este caso, el concierto estival se celebra al aire libre en los suntuosos jardines del imponente Palacio de Schönbrunn. SONY presenta el DVD de la grabación en vivo del concierto de este 2019, cuyo programa estuvo dedicado a celebérrimas obras de la música norteamericana del siglo XX: la Rapshody in Blue de Gershwin, el Adagio para cuerdas de Samuel Barber, la obertura de Candide de Bersntein, una página de “Rodeo” de Aaron Copland, o bien relacionadas con América (al final del concierto se ofreció el Finale de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak). Los grandes músicos invitados por la orquesta en esta oportunidad fueron la joven y magnífica pianista china Yuja Wang y el famoso director venezolano Gustavo Dudamel, los cuales nos ofrecieron una sobresaliente versión de Rapshody in Blue, en la que también brillaron el viento-madera y los metales de la Filarmónica de Viena. Wang nos ofreció una interpretación vibrante, virtuosística, de tintes jazzísticos, cargada de matices y muy sutil, delicada y apasionada a un tiempo. Sensacional. Dudamel, por su parte acompañó maravillosamente, con gran sentido del ritmo y el color tanto en la Rapsodia, como en general  en todo el concierto ya que este repertorio le va como anillo al dedo (también muy intensa y fogosa su interpretación de Dvorak y Bernstein). En el resto del programa , las marchas y músicas incidentales de Max Steiner (Suite de la música de la película Casablanca. Sousa, Ziehrer y los dos valses bellísimos de Strauss, “Jubilée “ y el inmortal “Wiener Blut” ( “Sangre Vienesa “) el venezolano, por contra, estuvo  un tanto banal. Sin embargo, la protagonista indiscutible de esta velada festiva y multitudinaria al aire libre fue la propia Filarmónica de Viena, que demostró una vez más que es una de las mejores orquestas del mundo, ya que en un repertorio que le es lejano y un tanto ajeno brilló esplendorosamente, tocando con gran color y virtuosismo, pero a la par con gran rigor e impulso rítmico,  y un empaste y un bellísimo sonido en la sección de cuerda inigualables (probablemente la mejor del mundo en la cuerda)que hacían incluso olvidar a cualquiera de las grandes orquestas americanas.

Un DVD en suma muy disfrutable, con realización visual correcta pero muy convencional y soberbia toma de sonido al aire libre. Filarmónica de Viena, por siempre y para siempre, espectacular.

LUIS AGIUS

SCHUMANN, Concierto para violonchelo op 129

Obras para violonchelo y piano, (op 73,70, 102)

Sol Gabetta, violonchelo

Bertrand Chanayou, piano

Orquesta de Cámara de Basilea

Giovanni Antonini

SONY CLASSICAL 88985352272

Sobresaliente disco compacto el que presenta el sello SONY con un repertorio de páginas dedicadas al violonchelo romántico debidas a la inspiración del gran Robert Schumann (1810-1856)  muy similar en cuanto al contenido respecto del que comentamos desde estas mismas páginas hace varios meses en la interpretación del extraordinario violonchelista francés Gautier Capuçon, con la colaboración de insignes intérpretes como la formidable pianista Martha Argerich en las obras para cello y piano (piezas de fantasia, op 73 y op 88, etc) y la Orquesta de Cámara de Europa con el veterano maestro Bernard Haitink, un director de extremado prestigio. En esta ocasión es la diva del “cello” Sol Gabetta la que nos conmueve -y asombra con su manejo del arco- con una extraordinaria interpretación, llena de efusión e intensidad de las páginas camerísticas de Schumann, excelentemente acompañada por el pianista francés Bertrand Chamayou -con elegancia, sensibilidad y brillantez- pianista de  notable valor, con gran proyección en el circuito internacional. Muy buena, sólida y convincente la versión del bellísimo Concierto para violonchelo y orquesta, con una estupenda Kammerorchester Basel y correcta dirección del director especialista en música barroca Giovanni Antonini. Registro pues especialmente recomendable por la frescura,intención, plenitud romántica y entrega del que hacen gala Sol Gabetta y Chamayou. Excelente grabación.

LUIS AGIUS

LA GRAN EPOPEYA DE BERLIOZ: LOS TROYANOS

Los Troyanos, Héctor Berlioz
Les Troyens

«Les Troyens» gran Opera de Hector Berlioz sobre»La Eneida» de Virgilio

Joyce DiDonato, Michael Spyres, Marie-Nicole Lemieux, Stephane Degout, Richerd Rittelmann, etc, solistas.

Coro de la Filarmónica de Estrasburgo, Coro de la Opera de Baden, Coros de la Opera Nacional del Rhin.

Orquesta Filarmónica de Estrasburgo

John Nelson, Director

WARNER 4 CD + dvd bonus (grabación de 2017) 0190295762209

El Parnaso de las Artes quiere sumarse a la conmemoración que celebramos este año 2019 del 150º aniversario de la muerte del gran compositor francés Hector Berlioz (1803-1869) uno de los grande músicos del Romanticismo, coetáneo de Mendelssohn, Chopin, Liszt, Schumann, Wagner, y con cuya archiconocida y maravillosa Sinfonía Fantástica de 1830 se inauguró el Romanticismo en lo musical. Berlioz, de atribulada vida, pues padecía de episodios alternativos de euforia y depresión mantuvo sin embargo un actividad compositiva muy intensa, especialmente en sus primeros años, si bien en el campo operístico solo perduran en el gran repertorio su magnífica ópera “Benvenuto Cellini” y más recientemente su colosal y majestuosa ópera “LOS TROYANOS” que pese a sus vastas dimensiones y efectivos musicales (tres coros, 18 solistas, gran orquesta de más de cien músicos)  Berlioz compuso con relativa celeridad (dos años, terminada en 1858). Sin embargo, el compositor francés no pudo ver estrenada en vida esta magna y bellísima obra, tal y como la conocemos, pues hubo de dividirla en dos partes por su excesiva duración y la dificultad de su montaje para la época.

Benvenuto Cellini

El sello Warner lanza de nuevo, además de una caja conmemorativa de varios discos compactos con lo mejor de la obra musical de Berlioz (y la reedición de la excelente versión de Benvenuto Cellini”, dirigida por John Nelson), esta sensacional versión de Los Troyanos de 2017 a cargo de la experimentada batuta del director John Nelson, un auténtico especialista berliozano y excelente director de ópera. Toda la ejecución musical en esta interpretación resulta nítido, natural, dramático en el mejor sentido, épico y lírico, con notable brillantez,  pero sin caer jamás en la ampulosidad. Magníficos los cantantes, en especial las mezzosopranos Marie Nicole Lemieux y la gran diva Joyce DiDonato, extraordinarias ambas tanto vocal como dramáticamente en sus dificilísimos roles de Casandra y Dido, respectivamente. La ejecución de la ópera se ofrece completa, en versión de concierto, y los tres coros intervinientes son sensacionales, empastados, dando la imprescindible sensación de “masas corales” que dotan de majestuosidad y colosalismo a la acción dramática que requiere esta obra. Los 4 cds de la grabación se completan con un DVD -bonus, en el que podemos visionar varios números de esta ópera formidable. En definitiva, gran tributo a Berlioz en el 150º aniversario de su muerte, muy recomendable para los melómanos amantes de la opera. Extraordinaria grabación, de gran presencia y fidelidad y eficaz realización y montaje del DVD.

LUIS AGIUS

 “IL TROVATORE” de Giusseppe Verdi, ópera basada en el drama de Antonio García Gutiérrez del mismo título “El trovador” (1836)   (Libreto: Salvatore Cammarano )

Función del 9 de Julio de 2019

Teatro Real de Madrid

Producción del  Teatro Real en coproducción con Royal Danish Opera y Opera de Montecarlo

Dirección de escena:Francisco Negrin

Escenógrafo Louis Desiré

Elenco

Francesco Meli, Ludovic Tezier, Maria Agresta, Ekaterina  Semenchuk

Orquesta y Coro del Teatro Real

Maurizio Benini, director musical

El Teatro Real ha celebrado  su semana de la Opera, con una notable , eficaz y ambiciosa producción de “Il Trovatore” de  Giuseppe Verdi (1813-1901), una de las tres grandes óperas románticas que conforman la formidable trilogía de títulos que compuso entre 1851-1853 (Rigoletto, Trovador y Traviata) y que cimentó su justa fama para siempre. Estas funciones de “Il trovatore” en el Real, una ópera llena de arias, dúos, tercetos, y coros memorables, ha contado con un sobresaliente y solvente elenco de cantantes, que han afrontado sus complicados y muy exigentes vocalmente roles con intensidad, pasión, y teatralidad. Así, han destacado la excelente musicalidad y brillo vocal de la Leonora de María Agresta, el empaque y la  potencia vocal de Ludovic Tezier, y la pasión y sensibilidad de Ekateria Semenchuk como Azucena.

En un nivel inferior se colocó el tenor Francesco Meli, en el papel de Manrico, que se entregó vocalmente, pero al que le faltó “apianar” debidamente en ocasiones. Muy acertado el coro en sus inolvidables números y absolutamente extraordinaria la dirección musical de Maurizio Benini, idiomática, brillante, sensible, detallista, acompañando el canto de manera sensible , fluida ,  dirigiendo a la antigua, con tempi de gran naturalidad, y obteniendo una magnífica y contundente respuesta orquestal, poniendo de relieve todos los matices dramáticos de esta gran ópera.Inteligente y limpia puesta en escena de Francisco Negrín (y eficaz escenografía de Louis Desiré), que sin distraer al espectador ni  interrumpir la acción dramática, la potenció con múltiples detalles de carga simbólica, situando al espectador en el gran drama romántico, y en el fuego y pasión verdianas.

LUIS AGIUS

Integral de las Sinfonías de Robert Schumann

  • Sinfonía nº 1 op 38 “Primavera” 
  • Sinfonía nº 2, op 61
  • Sinfonía nº 3 “op 97 “Renana”
  • Sinfonía nº 4 op 120

Staatskapelle Dresden

Christian Thielemann, director
SONY CLASSICAL  2 CD 19075943412

Las cuatro Sinfonías de Robert Schumann (1810-1856) constituyen un pilar básico del repertorio musical y son consideradas desde el siglo XIX como cuatro joyas de la literatura sinfónica, que pronto gozaron del favor del público y desde el siglo XX son interpretadas en vivo y grabadas de manera permanente en todas las salas de concierto del mundo. Estas cuatro sinfonías , muy diferentes entre sí, contienen un inagotable cúmulo de bellezas y sintetizan lo mejor del romanticismo musical alemán y sus ideales de belleza, pasión, lirismo, y lenguaje noble y heróico (si bien su orquestación ha sido objeto de juicios un tanto negativos y fueron incluso re-orquestadas por grandes compositores, entre ellos Mahler) El prestigioso director alemán, Christian Thieleman, una de las grandes batutas de nuestros días, gran wagneriano y formidable traductor del repertorio sinfónico centroeuropeo del siglo XIX ( Beethoven, Brahms, Bruckner, Richard Strauss) nos ofrece, con la orquesta de la que es titular, , la maravillosa Staatskapelle Dresden –Orquesta Estatal de Dresde- una lectura ejemplar del ciclo sinfónico schumaniano, absolutamente rigurosa, idiomática, brillante, fiel al estilo y de bellísimo fraseo, obteniendo una soberbia respuesta orquestal de la orquesta, que nos demuestra su musicalidad, empaste ,afinación y precisión en el ataque , además de un suntuoso sonido. A destacar la versión de la Segunda Sinfonía op 61, verdaderamente apoteósica de principio a fin, pero especialmente en su conmovedor Adagio y en el vibrante Finale, absolutamente arrollador.También magnífica la  épica y dramática Cuarta sinfonía, de una asombrosa ejecución orquestal. Muy equilibradas y sin fisuras , de gran solidez y elocuentes las versiones de ea Primera Sinfonía “Primavera” (sensacional finale) y Tercera “Renana” (memorable cuarto movimiento).Thielemann está soberbio en todos los aspectos (tempo, dinámica, etc) en la línea de los grandes directores del siglo XX en este repertorio (Furtwangler, Karajan) y los veteranos maestros actuales (Barenboim y Muti) pero imprimiendo su sello característico de detallismo y acento germano. Toma de sonido en vivo durante una gira de conciertos en Japón, espectacular. Imprescindible.

LUIS AGIUS

Michel Legrand: Concierto para piano y orquesta

Concierto para piano y orquesta

Michel Legrand, piano

Henri Demarquette, cello

Orchestre Philarmonique de Radio France

Mikko Franck,director

SONY CLASSICAL  88985416842

SONY presenta un extraordinario disco compacto que recoge las últimas grabaciones -en el repertorio clásico- del legendario compositor francés de inolvidables bandas sonoras para el cine Michel Legrand (1932-2019)   excelente compositor también en el campo de la música denominada culta, así como consumado pianista de jazz, uno de los mejores del panorama europeo de los años 60 y 70. En efecto, Legrand, autor de B.S.O. tan conocidas como “Los paraguas de Cherburgo”, “Verano del 42”, “Yentl” y otras muchas, fue un formidable y versátil pianista y compositor, como nos lo demuestra en su magnífico, impresionista, bellísimo y  raveliano Concierto para piano y orquesta (que recuerda vagamente al fabuloso “Concierto en sol” de Maurice Ravel) y en su atractivo e interesante Concierto para violonchelo.Legrand además es el solista de su propio Concierto para piano, ofreciéndonos una lectura briosa, colorista, de amplia dinámica, técnica impoluta, y sentido y sensibilidad a raudales.El violonchelista Demarquette asimismo se muestra sólido y convincente , ofreciéndonos un bello fraseo y  sonido, en la línea de la mejor escuela francesa de violonchelistas del pasado (Gendron, Tortelier). Excelente dirección musical del director finlandés Mikko Franck a una notable Filarmónica de Radio Francia y soberbia grabación en la “Maison de Radio France” en París (2016). Tributo, homenaje y recuerdo totalmente justificado a una figura legendaria de la música con mayúsculas en todos los terrenos y todos los estilos: Michel Legrand.

LUIS AGIUS

Joyce-DiDonato SongPlay
Joyce-DiDonato / Songplay

“SONGPLAY”

Joyce DiDonato,mezzo-soprano

Craig Terry piano, Charlie Porter trompeta,  Chuck Israels contrabajo, Lautaro Greco bandoneón, Jimmy Madison batería

ERATO (Warner Classics) 01902955534387

La gran mezzosoprano norteamericana Joyce DiDonato, una de las más grandes voces de nuestro tiempo, y una diva colosal y muy versátil, tanto en el escenario, como en  el recital de cámara, vuelve a ofrecernos un disco compacto singular de la mano del sello Erato (distribuido por Warner Classics) consistente en una selección de arias barrocas de Vivaldi, Caccini, Paisiello, Torelli, Giordani etc, arregladas para un pequeño conjunto instrumental de corte “jazzístico” y con el inconfundible estilo, sabor,  y fraseo propios del jazz, en un divertimento que fascinará a algunos y dejará perplejos a otros.Los arreglos son de calidad y rigurosos con los textos y la línea melódica de los maestros barrocos italianos y la calidad vocal y artística de DiDonato incuestionables, si bien pueden resultar discutibles los resultados, a caballo entre un estilo y otro, sin definirse claramente.Más convincente resulta, en todo caso, la selección paralela que se nos ofrece en el disco compacto de grandes “standars” o temas vinculados a la canción ligera americana, el blues, el musical, el jazz e incluso el tango, y que incluye a compositores  tan acreditados como Richard Rodgers, el gran Duke Ellington (uno de los “reyes del jazz”), Gene Scheer, Jerrold Bock, George Shearing, George D. Weiss, etc.Excelente grabación , si bien favorable a la voz.

LUIS AGIUS

LA HISTÓRICA GEWANDHAUSORCHESTER  LEIPZIG Y ANDRIS NELSONS BRILLAN A GRAN ALTURA DE LA MANO DE IBERMÚSICA

Auditorio Nacional, 22 de Mayo de 2019

BRUCKNER  Sinfonía nº 5 en si bemol mayor

Auditorio Nacional 23 de Mayo de 2019

SHOSTAKOVICH Concierto para violín nº 1 op 77  

TCHAIKOVSKY Sinfonía nº 5 op 64 de

Solista Baiba Skriede, violín

Orquesta del Gewandhaus de Leipzig

Andris Nelsons, director

IBERMÚSICA nos ha ofrecido la magnífica actuación de la soberbia Gewandhausorchester Leipzig, una de la orquestas más antiguas del mundo, si bien tal honor corresponde en puridad a la Saasische  Staatskapelle Dresden (actualmente Staatskapelle Dresden) otra histórica orquesta alemana, cuyo embrión, un conjuntos de metales, , data del lejano año de 1448.En todo caso, ante la Gewandhaus de Leipzig nos encontramos frente a una orquesta que fue dirigida entre otros grandes músicos por Mendelssohn , Schumann, Tchaikovsky, etc y que estrenó innumerables grandes obras del repertorio romántico.Su larga tradición se nota en su sonido, su color, su empaste, su sobresaliente  afinación, la precisión en los ataques : excelente cuerda, excepcional viento-madera, formidables metal y percusión.

La orquesta y su director titular el letón Andris Nelsons-mucho más acertado  en los presentes conciertos que en otros conciertos de pasadas temporadas- brillaron especialmente en la Quinta Sinfonía de Anton  Bruckner, obra majestuosa, imponente, grandiosa, una auténtica catedral musical , de un contrapunto asombroso, con unos climax demoledores,  y unos pianissimi inverosímiles, épica y colosal, pero también , lirica en su grandeza, con un sublime y melódico Adagio, una de las páginas más extraordinarias de Bruckner.El Scherzo fue demoledor y el final apabullante, gracias a la batuta , la precisión y el bellísimo fraseo de Nelsons, que estuvo  sensacional en todos los aspectos (dinámica, balance, precisión rítmica, etc) situándose a la altura de los grandes directores de orquesta “brucknerianos” de hoy día, es decir, Daniel Barenboim , Thielemann, Jansons y el veterano Bernard Haitink.

En el segundo concierto tuvimos el maravilloso Concierto para violín número 1 de Shostakovich, obra cumbre del género en el siglo XX, que tuvo en la violinista letona  Baiba Skride una competente y eficaz intérprete pero a la que le faltó algo más de mordiente y contraste, quedando lejos de violinistas como Janine Jansen o  Batiasvhili en esta obra.La Quinta Sinfonia de Tchaikovsky obra maestra absoluta del sinfonismo romántico y del estilo trágico, tuvo todo el pathos necesario, pero sin excesos. Nelsons impuso control  y un bello fraseo y la respuesta orquestal fue soberbia especialmente en los dos primeros movimientos, en los que la versión fue inolvidable.En definitiva, sensacionales conciertos , máximos exponentes del  más relevante sinfonismo romántico.

LUIS AGIUS

© Gisela Schenke

UN GRAN CAPITÁN AL TIMÓN DE LA ORQUESTA NACIONAL DE ESPAÑA

DAVID AFKHAM: “TODOS DEBEMOS TRABAJAR JUNTOS EN LA MISMA DIRECCIÓN”

David Afkham es Director Titular de la Orquesta y Coro Nacionales de España desde hace cinco años y recientemente ha sido nombrado por el INAEM asimismo Director Artístico. El maestro Afkham, cuyo talento y capacidad ha demostrado sobradamente en su puesto, abre amablemente las puertas de la Orquesta Nacional al Parnaso de las Artes y conversamos con él sobre el futuro de la OCNE y otros temas musicales, como la labor del director de orquesta, el trabajo con los músicos, el panorama musical internacional, etc. David Afkham no  es solamente un sólido y extraordinario director de orquesta- y músico experimentado pese a su juventud- sino que se muestra como un auténtico humanista, preocupado por el papel de la música como elemento integrador y potenciador de la fraternidad entre los seres humanos y vehículo de mejora de la vida social.

PARNASO.-Muchas gracias,David por abrir al Parnaso de las Artes las puertas de la Orquesta y Coro Nacionales de España y atender nuestras preguntas ¿Su nuevo nombramiento como director artístico además de musical de la OCNE es el mayor reto de su carrera hasta el momento?¿Cómo lo afronta?

DAVID AFKHAM.- Sin duda,este nombramiento es el mayor reto de mi carrera profesional.En primer lugar, es una gran alegría pero también una enorme responsabilidad.Tengo que hacerme cargo no solo de la orquesta y el coro  y los conciertos sinfónicos sino también del ciclo satélites,la programación didáctica, etc,. Tengo muchas ideas para desarrollar y sobre las que me gustaría trabajar para próximas temporadas (Nota del Parnaso: la próxima temporada 19/20 ya se había elaborado por el anterior equipo.David Afkham ha comenzado a  diseñar la programación para la temporada 20/21 y sucesivas)

PARNASO.– Personalmente David, como director ¿usted prefiere el trabajo permanente con una orquesta o enfrentarse como director invitado cada semana a una orquesta diferente?

D.AFKHAM.- Prefiero el trabajo día a día como director titular. Como músico, es un lujo el hecho de que tenga a mi disposición una orquesta y coro como la OCNE, es un regalo de Dios, no sé cómo expresarlo. El trabajo,el contacto diario con los músicos de la orquesta me permite trabajar en profundidad a nivel artístico y conectar con los músicos. Como director invitado de una gran orquesta , está muy bien, es una buena experiencia, pero diriges un par de conciertos y ahí termina todo. Personalmente me gusta trabajar con profundidad los aspectos musicales, con contenido, con detalle y transmitir lo que quiero de los músicos con energía .En los últimos cinco años creo que la Orquesta y el Coro han cambiado. En esta temporada con la Sexta de Mahler o la Séptima de Shostakovich  se ha podido ver, he quedado muy satisfecho. La experiencia de hacer música con mi orquesta y crear y hacer crecer la música tocando juntos se ha podido comprobar y ha dado un resultado extraordinario. Además, no se trata solo de tocar notas, sino de conectar con la sociedad, de ser embajadores de la cultura, de ser transmisores de sensibilidad y espiritualidad sobre todo en estos tiempos donde en el mundo hay más nacionalismo, más violencia… Sin cultura no conseguimos nada.

PARNASO.- Cuando Karajan asumió  en 1955 la titularidad de la Filarmónica de Berlín dijo: ”seré un dictador” y lo cierto es que la convirtió quizá en la mejor orquesta del siglo XX. David, como director de orquesta ¿está de acuerdo con esta afirmación o prefiere un modelo de director más conciliador, estilo Claudio Abbado?

D.AFKHAM.- La cuestión es ser “primus inter pares”  para ser un buen líder, un buen jefe. El poder para mí no debe ser vertical , sino horizontal. Hay que escuchar y dialogar. Yo escucho y doy oportunidad de expresarse a los otros y de tener una responsabilidad. Soy idealista pero no soy utópico. La decisión final sobre lo que hay que hacer es mía, bajo mi responsabilidad, pero a partir de un diálogo, y basado en un diálogo de todos, músicos, técnicos, administración, etc, todos creyendo y trabajando, y estando identificados con un proyecto, con un ideal y todos conectados. Y yo necesito un director técnico que haga posible todo esto.

David Afkham Gisela Schenker_2
David Afkham Director Titular de la Orquesta y Coro Nacionales © Gisela Schenke

PARNASO.- Por ejemplo, ¿en qué aspectos concretos? ¿Giras internacionales? ¿También con el intercambio con otras orquestas? En el pasado se dijo que no era posible.

DAVID AFKHAM.- Cierto, pero eso es el pasado. Yo necesito ahora un director técnico que haga posible todo esto. Tenemos que probar a hacer intercambios con otras orquestas, incluso con orquestas jóvenes, como tengo pensado.

PARNASO.– David ¿cuál es a su juicio el repertorio que la ONE debe abordar más, en el que  más tiene que mejorar?

D.AFKHAM.- Sin duda el repertorio clásico, Haydn, Beethoven, Schubert. Después de la temporada 19/20 necesitamos tocar Beethoven. No tenemos un lenguaje musical unificado o definido en  este estilo. También Haydn y Mozart por supuesto. El repertorio clásico es fundamental en una orquesta, pues se trabaja la afinación, el ataque , el estilo, etc. Quiero hacer también Schumann, se ha tocado poco en los últimos años. Ha habido bastante Mahler o Shostakovich, pero ha faltado algo más de repertorio del romanticismo y clásico.Y también es preciso conectar esta idea con el ciclo satélites (música de cámara)

PARNASO.– Dado el envejecimiento patente del público melómano asistente a los conciertos de la OCNE y en general a los conciertos sinfónicos en España y otros países ,  ¿cómo cree que es posible atraer a los jóvenes a las salas de concierto?

D.AFKHAM.– Lo primero es abrir las puertas de la orquesta a los jóvenes y tocar al aire libre, en un espacio nuevo y buscar repertorio desde la perspectiva de los jóvenes ¿Por qué no tocar una ópera para los jóvenes? ¿Por qué no trabajar con el Prado o el Reina Sofía? Hay muchas posibilidades de crear conciertos nuevos, en otros formatos diferentes.

PARNASO.-David, ¿qué obra musical que no ha dirigido todavía le gustaría dirigir?

D.AFKHAM.- Muchas, no lo sé, es difícil decirlo,  creo que la Novena de Mahler y el Anillo del Nibelungo de Wagner, desde luego, pero son tantas obras….

PARNASO.– David, ¿cómo ve el panorama internacional de la música clásica? ¿Goza de buena salud o está en retroceso?

D.AFKHAM.– La música clásica no está en retroceso. Es un lenguaje internacional. Yo veo diferentes estilos de conectar con el público en el panorama musical. En todo caso, depende mucho de los países y de los recortes económicos. Hay que luchar contra esos recortes. La música es esencial para la sociedad, es una forma de comunicación social que hay que defender.

PARNASO.– ¿Considera importante que una orquesta dedicada al repertorio sinfónico toque ópera?

D.AFKHAM.- La Ópera es muy importante. La OCNE ha tocado en versión de concierto algunas óperas, “El holandés errante”, de Wagner, etc. Tocar ópera da la oportunidad de conocer a la orquesta sinfónica nuevos repertorios y tomar un nuevo impulso. Así la orquesta  escucha y conecta con las voces del mismo modo que ocurre con la música de cámara.Hay cuestiones importantes, balance, equilibrio, transparencia. El sentido del texto también es importante.

PARNASO.- ¿Cual es el repertorio en el que se encuentra más cómodo como director?

D.AFKHAM.- Mi repertorio preferido es el clásico-romántico  especialmente Schubert, Schumann, Beethoven, Brahms. También me gusta la Segunda Escuela de Viena, en particular Alban Berg, algunas páginas impresionistas,  y la música española, Falla y Granados, que estoy estudiando ahora.

PARNASO.– David, permítame ahora que le plantee un pequeño “juego” que creemos  muy interesante para los lectores del Parnaso y es que nos comente, desde su gran experiencia y conocimiento como director de orquesta, con una sola palabra, y de forma espontánea, lo que le sugieren las grandes obras musicales que voy a mencionarle:

Mozart “Requiem” 

Haydn  “La Creación”

Beethoven, Novena Sinfonía 

Schubert “Incompleta” 

Brahms “Cuarta Sinfonía”

Wagner “Tristán e Isolda”

Mahler “La Canción de la Tierra”

Schoenberg  “Noche transfigurada”

Stravinsky  “La Sacre du Printemps”

Bartok  “Concierto para orquesta” 

Shostakovich “Décima Sinfonía”         

Ligeti  “Lontano”

“Luz”

“Alegría de vivir”

“Humanismo”

“Cielo e Infierno”

 “Carlos Kleiber”

“Un pilar, profundidad”

“Misticismo”

“Gestalt”

“Revolución»

“Genio”

“Sociedad”

“Creación de Mundos”

Muchas gracias David, le deseamos el mayor de los éxitos al frente de la Orquesta y Coro Nacionales de España.

©LUIS AGIUS

Franz Schubert:

Sonata para piano número 21 D 960

Cuatro Impromptus op 90 D 899

Kathia Buniatishvili, piano

SONY CLASSICAL

La joven y gran pianista de origen georgiano Katia Buniatishvili -una de las estrellas del teclado más prometedoras del panorama actual- se enfrenta en el bellísimo y magnífico disco compacto que presenta SONY a las más grandes y hermosas piezas para piano de Franz Schubert, o lo que es los mismo a páginas inmortales  para piano a las que todo gran pianista que se precie ha querido enfrentarse y abordar en algún momento de su carrera y que gozan del absoluto favor del público melómano: los Impromptus D899 op 90 y especialmente la «joya de la corona» del legado pianístico de Schubert, la formidable Sonata D 960 en Si bemol mayor. En efecto, gigantes del piano como Sviatoslav Richter, Brendel, Barenboim, Zimerman, Leonskaja, Lupu, Pollini, nos han dejado grandiosas versiones de esta magna obra, lírica y melancólica, dramática y humorística, una trascendente y dolorosa despedida del mundo (quién sabe si el “requiem” que Schubert nunca compuso), pero en definitiva, una obra de una trascendencia sin igual.Esos grandes maestros citados nos han ofrecido registros memorables de esta Sonata, y la joven y extremadamente bien dotada musicalmente pianista rusa Kathia Buniatishvili no se queda atrás: su discurso es elocuente, su fraseo bellísimo, delicado y sensible y ala par agreste y enérgico cuando es preciso. Kathia asciende las cumbres y desciende los abismos schubertianos con sentido y sensibilidad y evidenciando los abruptos contrastes de la música. Magnífico primer movimiento, lírico, pausado, de gran naturalidad. Dramático andante, casi una elegía; fugaz y liviano tercer movimiento.Sobresaliente despedida en el cuarto movimiento donde el contraste de su amarga alegría se hace patente.La inmaculada técnica de la pianista rusa se despliega en toda su extensión en los Impromptus, servidos  con las máximas dosis de lirismo, virtuosismo, límpida digitación, extraordinarios matices, clima logrado. Aquí solo Pires se muestra superior a la georgiana, por su capacidad de introspección. Disco compacto, en suma, extraordinario, imprescindible para los melómanos, especialmente amantes de la maravillosa música de Schubert. Excelente toma de sonido, de amplísimo espectro dinámico.

LUIS AGIUS