la casa del verano

(LES ESTIVANTS) de VALERIA BRUNI TEDESCHI, hermana de CARLA BRUNI, que resulta una singular autobiografía familiar con diálogos chejovianos y un aire a lo Fellini pero francés y también con toques de Nouvelle Vague.

En esta ocasión, la cineasta reúne en su familia en una casa de la Costa Azul y vuelve a autoanalizarse para escarbar en la trastienda de su familia de alta burguesía decadente y repleta de neurosis para configurar un microcosmos que parece sacado de una obra de Chéjov, con discurso de clases incluido, y una reflexión sobre la crisis de identidad. Valeria BRUNI muestra una especial habilidad para combinar la ligereza con la gravedad, lo luminoso con una insondable oscuridad emocional, lo cotidiano con la más absoluta extravagancia y la lucidez instantánea con las miserias ancestrales que reconcomen a los personajes y con toques surrealistas o de ensueño. Y además Cine dentro del Cine y guiños inteligentes al espectador.
Una obra excéntrica, repleta de humor e inteligencia, pero también de dolor y crueldad, de desorientación vital y vacío existencial.

Excelente película, con interpretaciones memorables en la mayoría de los casos, pero me parece que mal acogida o poco entendida en su propósito por el público español.

Carlos D’Ors